5) Posicionamiento de los blogs, (SEO).

Palabras claves

En lugar de escribir sobre un tema aleatorio y cruzar los dedos para que haya alguien interesado, es más práctico saber de antemano qué busca la gente en Google y escribir sobre ello.

Por esta razón es importante la búsqueda de palabras clave. Te proporciona los temas que importan a tu audiencia, y el lenguaje exacto que utilizan al hablar de ellos.

Entender esto es el primer paso para una buena redacción SEO. Lo que viene después es aplicar una serie de técnicas que acabarás dominando.

Reúne ideas

Tu misión consiste en averiguar qué es lo que teclean los usuarios cuando buscan el tipo de contenido que pretendes escribir. En este momento sólo tienes una idea básica sobre el tema a tratar, así que si quieres nuevas ideas, lo más sencillo es ir a Google ver qué sugerencias de autocompletar aparecen mientras escribes:

busquedas-relacionadas.png

Estas palabras son búsquedas populares que Google sugiere para ahorrarte tiempo, así que presta atención porque está información vale su peso en oro.

Otra alternativa es fijarse en las búsquedas relacionadas que ofrece Google al final de la página de resultados:

sugerencias-palabras-google.png

Lo que el buscador te está dando aquí son temas relacionados con tu consulta inicial; no todos te serán útiles, pero es probable que encuentres ideas interesantes.

Obtén cifras de búsqueda

No tiene sentido escribir sobre algo que nadie busca, por eso necesitas conocer la cantidad de búsquedas que se hacen. El Planificador de palabras clave de Google te permite averiguarlo.

Se trata de una herramienta dirigida a los usuarios de AdWords que también puedes usar con fines de SEO. Es muy útil para encontrar buenas ideas de palabras clave, aunque lo que la hace más interesante es que te da las cifras de búsqueda.

Accede a “Buscar ideas para palabras clave o grupos de anuncios ” y escribe las palabras o frases que hayas descubierto hasta ahora. Pulsa en “Obtener ideas” y verás aparecer una serie de grupos con palabras que la herramienta sugiere. En la pestaña “Ideas para palabras clave” aparecen las palabras que has introducido junto con un promedio de búsquedas mensuales.

planificador-google.png

Por lo que dicen estos números, parece haber una audiencia muy interesada en las propiedades del té verde.

Cuando examines los resultados:

  • Céntrate únicamente en palabras relevantes
  • Se realista, cuánto mayor sea el número de búsquedas, mayor será la competencia.
  • Olvídate de la columna “competencia” porque sólo refleja la que hay en AdWords, no la de los resultados de búsqueda naturales
tabla-exportada.png

Apunta los términos que más te interesen y repite la operación para cada uno de ellos, te ayudará a identificar otros nuevos.

Mide la competencia

Lanzarse a competir por palabras que busca la gente es divertido, pero deja de serlo cuando descubres que te has introducido en un espacio sobresaturado. De ahí que conocer los niveles de competencia te puede ahorrar una mala elección.

Para saber a qué te enfrentas lo primero que debes mirar es el título de las páginas. ¿Sabes por qué? Porque el título es el factor más básico de optimización.

Si una página quiere competir por una palabra clave a sabiendas, lo normal es que la tenga en la etiqueta de título (te lo voy a explicar más adelante). Así que si quieres conocer los niveles de competencia necesitas saber cuántas páginas tienen tu palabra clave en el título.

Por supuesto, no necesitas contar página a página, tienes un comando en Google que lo hace por tí:

intitle:”palabra clave”

Justo debajo del cuadro de búsqueda verás el número de páginas que tienen esa palabra en el título:

propiedades del te verde – aproximadamente 12.700 resultados
te verde propiedades – aproximadamente 1.160 resultados

Queda claro que escribir sobre las propiedades del té verde es buena idea, especialmente si usas la palabra (frase) clave “te verde propiedades”.

Analiza tendencias

Un aspecto crítico de las palabras clave es su tendencia de uso. La herramienta Google Trends te ayuda a:

  • Comparar el uso de varias palabras clave
  • Analizar la estacionalidad de las búsquedas
  • Prever la utilización de palabras clave
  • Conocer búsquedas populares o en aumento
  • Y todo esto por país, fecha, categoría y buscador (noticias, productos, YouTube,…)

Algunos consejos:

  • Utiliza palabras de las que ya conozcas las cifras de búsqueda (herramienta de palabras clave)
  • Incluye siempre más de una palabra, para tener referencias
  • Introduce las palabras entre comillas (“”)

Si echas un vistazo a las tendencias de búsqueda para el té verde, comprobarás que a día de hoy el interés va en aumento. Por otro lado, sus propiedades tienen una demanda más o menos creciente, aunque nos alerta de una caida en el uso de la palabra “te verde propiedades”.
Usa herramientas avanzadas

Es cierto que las herramientas gratuitas gratuitas de Google ofrecen información muy valiosa. Pero también lo es que el buscador te da la información que le interesa, y no siempre la que necesitas.

Otras herramientas pueden darte una perspectiva más amplia:

  • SEMrush – Una mina de oro en lo que se refiere a investigación de palabras clave y análisis competitivo. En un momento me ha permitido encontrar la frase “beneficios del te verde”, con 12.100 búsquedas, 991 competidores, y demanda creciente. Más interesante que la mejor candidata sugerida por Google, “te verde propiedades”.
  • Keyword magic tool de Semrush
  • SEO Powersuite. Cuatro herramientas en una. Análisis técnico SEO, Monitorización de palabras claves, Monitorización de la competencia y Asistente de enlaces.
  • SERPWoo Monitoriza la información de los primeros resultados de cualquier palabra clave
  • Ahrefs Keword Explorer Ayuda a generar una lista de keywords relacionadas.
  • Keywordtool Sugerencias de palabras claves con la cantidad de búsquedas que se hacen (herramienta de pago).

Haz la selección

Buscar palabras clave para la escritura consiste es de identificar un tema, y dentro de ese tema, una serie de palabras que lo configuran:

Tema – beneficios del te verde, te verde propiedades
Aspectos – para que sirve el te verde, te verde adelgaza, te verde propiedades piel, te verde propiedades medicinales

Como ahora sabes exactamente sobre qué escribir y qué cuestiones tratar, te será más fácil satisfacer al lector. El siguiente paso es escribir.

Escribe con naturalidad

Antiguamente, la gente solía atiborrar sus textos de palabras clave con la intención de aumentar la relevancia de sus páginas. Los buscadores eran tan básicos que cuando encontraban con una página saturada con una misma palabra, suponían que era más relevante y le concedían mayor peso en los resultados.

Pero eso ya es historia.

Los buscadores de hoy en día son lo suficientemente inteligentes como para prescindir de recuentos de palabras, densidades, y cualquier otro truco por el estilo. La único que importa ahora es emplear de forma natural las palabras que la gente usa.

Un texto cargado de palabras clave es difícil de leer, lo que espanta rápidamente a cualquier lector. Así que siempre que escribas para la Web, recuerda que lo haces para personas, no buscadores.

Considernado esto, aquí tienes algunos consejos:

  • Asegúrarte de crear textos de 400-600 palabras como mínimo
  • Repite la palabra clave principal 2 o 3 veces y el resto al menos 1 vez
  • Incluye la palabra clave principal al principio

Al contrario de lo que pueda parecer, estas recomendaciones no tienen el ánimo de crear una escritura artificial. Todo buen texto necesita cierta longitud para expresar ideas y es natural repetir las palabras más importantes.

Por otro lado, es buena idea incluir:

  • Plurales – Utiliza una combinación de plurales y singulares, dando preferencia a la forma que creas que se usa más.
  • Sinónimos – No todo el mundo utiliza siempre las mismas palabras. Si incluyes sinónimos de tus palabras clave no sólo mejorarás la relevancia, sino que obtendrás textos más ricos.
  • Acentos – Por norma general no verás los mismos resultados para palabras acentuadas, así que trata de incluir al menos una variante sin tilde, si puedes permitírtelo.
  • Formatos – Aunque las negritas, cursivas y subrayados no tienen ningún efecto sobre los rankings, ayudan a resaltar las partes más importantes.

Optimiza para gustar a Google

Puede parecer que subir un texto desde Word a una página web es tan sencillo como copiar y pegar, pero hacer esto te aleja de cualquier posibilidad en la búsqueda.

Google, al igual que otros buscadores, se basa en una serie de factores para determinar qué páginas deben aparecer primero y cuáles después. Uno de ellos es la relevancia, la cual tiene que ver con lo oportuna que es tu página dada una consulta de búsqueda.

Para calcular la relevancia, los buscadores tienen en cuenta qué palabras aparecen dentro del texto de la página, pero también dónde están colocadas, y de qué manera. Por esa razón, es importante que sigas varios principios de optimización.

Usa palabras clave en el título

El título de página es el texto que aparece en la etiqueta del navegador, y también el texto de enlace en los resultados de búsqueda. Las palabras que aparecen dentro del título son muy valoradas por los buscadores, así que no lo desaproveches.

A la hora de escribir el título:

  • Sé descriptivo
  • Incluye al menos la palabra clave principal, sin abusar
  • Deja tus palabras clave a la izquierda del título donde ejercen más peso
  • Emplea entre 50 y 65 caracteres para que el texto no aparezca cortado
  • Asegúrate de usar un título diferente en cada página del sitio web

Beneficios del té verde: Propiedades poco conocidas reveladas | Example.com

Pon un nombre amigable a la página

Aunque el nombre de la página no es por sí mismo uno de los factores más pesados sobre la búsqueda, puede influir cuando se utiliza como texto de enlace.

Idealmente, un usuario debería ser capaz de saber de qué trata la página con sólo ver la dirección URL, pero veamos qué debes considerar a la hora de escribir un nombre amigable:

  • Sé descriptivo
  • Sé breve
  • Incluye la palabra clave principal
  • Usa guiones para separar palabras
  • No uses mayúsculas ni acentos ni caracteres extraños
  • Evita los parámetros

http://www.example.com/beneficios-te-verde/

Prepara una meta descripción atractiva

La meta descripción no te ayuda a conseguir mejores rankings en los buscadores, pero sí que te ayuda a atraer clics. Fíjate que el texto de la descripción aparece a modo de anuncio en la página de resultados del buscador, justo debajo del título.

Para lograr una meta descripción atractiva:

  • Describe fielmente el contenido de la página
  • Da alguna razón para hacer clic
  • No emplees más de 156 caracteres para evitar que aparezca cortada
  • Asegúrate de usar una descripción diferente en cada página del sitio web

Descubre los beneficios del té verde revelados por un nuevo estudio científico. Propiedades poco conocidas del té verde en Example.com

Usa encabezados

Los encabezados h1, h2, etc. no sólo ayudan a separar las distintas secciones del texto, sino que lo hacen más fácil de escanear por el usuario. Por esa razón deberías darles una oportunidad, aunque no sean tu estilo.

Siempre que sea posible:

  • Separa los bloques textuales mediante encabezados
  • Utiliza los niveles de encabezado por orden de importancia (h1 más importante, h6 menos)
  • No uses más de un encabezado h1 por página
  • Incluye la palabra clave principal en el encabezado h1
  • Incluye palabras clave secundarias en subencabezados (h2, h3, etc.)

h1 – Beneficios del té verde
h2 – Propiedades poco conocidas del té verde
h3 – Cuánto adelgaza el té verde

Optimiza los enlaces

Los enlaces son un elemento de peso en lo que al SEO se refiere. Los buscadores otorgan mayor relevancia a las palabras que aparecen dentro del texto de un enlace. Y no sólo a la página que contiene el enlace, sino a la página a la que apunta el enlace.

Esto significa que si quieres optimizar una página A para la palabra clave “beneficios del te verde”, puedes crear enlaces hacia A desde otras páginas de tu sitio, y usar un texto del enlace que incluya dicha palabra.

Como los buscadores tienen el ojo puesto al uso de enlaces artificiales, debes evitar la sobreoptimización:

  • No utilices siempre el mismo texto de enlace
  • Incluye más texto en el enlace, no la palabra clave a secas

Por último, considera incluir enlaces hacia páginas externas, especialmente si ofrecen valor al usuario. A fin de cuentas, es así como funciona la Web.

Optimiza las imágenes

Es buena idea acompañar los textos con imágenes relevantes, ya que ayudan a captar la atención y hacerlo más ameno.

Pero como los buscadores tienen problemas para interpretar su contenido, necesitas optimizar las imágenes:

  • Incluye la etiqueta Alt para describir brevemente el contenido de tu imagen
  • Evita nombres genéricos para el archivo de imagen (“foto.jpg”)
  • Incluye la palabra clave principal cuando proceda

Etiqueta Alt – Taza de té verde con tetera

Permanece a la escucha

El trabajo de redacción SEO no termina cuando pulsas el botón “publicar”. Tras colgar tus contenidos en la web, te queda averiguar qué tal están funcionando para actuar en consecuencia.

La herramienta Google Analytics te ayuda a comprobar:

  • Si el texto cumple el objetivo propuesto
  • Si la página recibe visitas desde los buscadores y cuántas
  • Qué palabras se usan para llegar a la página (cada vez menos)

Una vez has recolectado un mínimo de información, puedes usarla en labores de mantenimiento y mejora. Por ejemplo:

  • Añadir nuevas palabras clave
  • Actualizar el contenido para mantenerlo vigente a pesar del tiempo
  • Hacer ampliaciones en función del feedback recibido
  • Enlazar la página desde nuevos artículos

El secreto para la redacción SEO efectiva

Hasta ahora has logrado algo fundamental: Dejar claro a Google que el contenido de tu página encaja perfectamente con lo que el usuario busca.

Y es suficiente para ponerte decenas de pasos por delante de la mayoría de páginas que inundan la red. Pero si de verdad quieres irrumpir en los buscadores necesitas algo más…

¿Recuerdas que Google utiliza diversos factores para colocar una página web en sus resultados? Uno de ellos es la relevancia, como acabamos de ver. Otro factor es la popularidad.

Puesto de forma sencilla, la popularidad es la buena aceptación de tu contenido en la red. Es decir, si muchos lo recomiendan, es porque debe ser bueno; pero si nadie lo hace, es porque quizá no lo sea.

Funciona igual que en la vida real, solo que en este caso el buscador calcula la popularidad basándose en señales sociales que puede medir. Los enlaces que recibes desde otros sitios son la señal más fuerte, aunque también cuentan las menciones en redes sociales, como los tweets, me gusta, o +1.

Esto significa una cosa, y es que si tu material no es suficientemente bueno para que la gente lo promueva por ti, da igual lo bien optimizado que lo tengas. Como dice Brian Clark en su informe sobre SEO copywriting…

No puedes optimizar algo que está muerto.

Y tiene razón. El punto de partida siempre deberían ser textos que merezca la pena enlazar y compartir. Sólo así puedes aspirar a dominar Google con la palabra escrita.

¿Por cuál de estas técnicas piensas empezar?